Vídeo noticias cortesía agencia RoiPress

viernes, 14 de febrero de 2020

"Engie cerrará sus plantas térmicas a carbón en el Perú y Chile", entrevista a Frank Demaille, CEO de Engie para Latinoamérica



Frank Demaille, CEO de Engie para Latinoamérica
  

Engie, el segundo generador de energía más grande del Perú, prevé desprenderse "totalmente del carbón en los próximos años". A cambio, planea desarrollar más plantas de energía solar y eólica. Como Punta Lomitas, proyecto eólico que comenzará a ser construido "en un par de meses", señala Frank Demaille, CEO de la francesa para Latinoamérica.


P: ¿Cuál es la estrategia de Engie para Latinoamérica en el contexto de lucha contra el calentamiento global?

R: La estrategia de Engie consiste en colaborar en la transición energética hacia un mundo con cero emisiones de carbono. ¿Qué queremos decir con esto? Que vamos a ayudar a nuestros clientes a consumir menos y mejor, con el empleo de energía lo más limpia posible. Para ello, tenemos un plan a tres años, que implica el desarrollo de nuevas centrales eólicas y solares.


P: ¿Cuántas centrales eólicas y solares van a incorporar?

R: En esta parte del mundo operamos 500 megawatts (MW) de energías renovables en producción. La idea es crecer cinco veces más, a 2.500 MW. Y el Perú va a ayudar en ese esfuerzo.




SI TU PAREJA ES ÚNICA, TUS ALIANZAS TAMBIÉN DEBERÍAN SERLO

14 DE FEBRERO, DÍA DE LOS ENAMORADOS

PIDE DESDE AQUÍ TUS ALIANZAS 

(disponibles en oro amarillo, oro blanco, oro rojo, y también en plata)

publicidad



P: ¿De qué manera?

R: Ahora tenemos en construcción varias plantas solares y eólicas en México. Tenemos también un plan importante para Chile, donde estamos efectuando una rotación de nuestros activos de carbón. Y en el Perú tenemos un proyecto eólico superinteresante: Punta Lomitas (Moquegua), de 280 MW.


P: ¿En qué etapa se encuentra el proyecto?

R: Estamos en la etapa de desarrollo final, con miras a iniciar la construcción en un par de meses. Tenemos ya todas las aprobaciones del grupo.


P: ¿Cuántos megawatts de energías renovables manejan en el Perú?

R: Ahora manejamos casi 300 MW, y con esos 280 MW vamos a doblar nuestra capacidad instalada de energías renovables (RER). Entendemos que están cerrando plantas térmicas a carbón y diésel en Chile. Solamente de carbón. Durante la COP 25, en Madrid, hicimos un anuncio al respecto, centrado en el hecho de que vamos a cerrar nuestras plantas térmicas a carbón en el Perú y Chile. Estamos reconstruyendo nuestro portafolio.  



publicidad



P: ¿Van a cerrar la planta térmica de Ilo?

R: Sí. Es una planta de 135 MW. Ya hemos iniciando el trámite ante el Comité de Operaciones del Sistema Interconectado Nacional (COES) para retirarla hacia fines del 2022.


P: ¿Y la van a reemplazar por...?

R: La idea es reemplazarlo con la planta eólica de Punta Lomitas.


P: ¿Cuántas centrales a carbón operan en el Perú y Chile?

R: En el Perú tenemos solo eso. Pero si sacamos una foto en Chile, vamos a ver que la energía a carbón representa el 40% de la matriz energética. En lo que respecta a Engie, eso se va a reducir, pues hemos firmado un compromiso con el Gobierno Chileno para cerrar la mitad de nuestras plantas a carbón entre hoy y el 2024. Y tenemos un proyecto para cerrar el resto antes del 2040.


P: ¿Cuándo eliminarán las plantas a carbón en el resto del mundo?

R: En los últimos tres años, hemos reducido a la mitad nuestras emisiones de carbono. Para ponerlo en contexto, Engie es una empresa de gran tamaño en generación de energía. Manejamos 120 mil MW de capacidad instalada, de los cuales 15% correspondían a carbón. Ese porcentaje se ha reducido a 3% o 4%. Hemos cerrado plantas en Australia e Indonesia. Y ahora en Chile y el Perú. Vamos a salir totalmente del carbón en los próximos años.


P: A cambio, desarrollarán RER. ¿Las últimas normativas del Gobierno alientan estas tecnologías?

R: Si. Ese es un claro objetivo del Gobierno Peruano porque las RER no superan hoy el 5% de la matriz energética. Es muy poco. Pero el limitante que ahora vemos para el desarrollo de estas energías es la ausencia de nuevas lineas de transmisión, porque eso generará que haya congestión en el sistema.


P: Pro Inversión ya ha hecho saber que tiene un solo proyecto de transmisión en su portafolio. ¿Hacen falta más?

R: Un poco más. Yo estoy a cargo de la región Latinoamérica desde hace nueve meses, pero antes fui CEO de Engie para EE.UU. y Canadá. Y allí ocurre el mismo problema: faltan líneas de transmisión para conducir las energías renovables.


P: ¿Eso puede generar un problema en el Perú?

R: Si, porque, al final, el tendido de una línea de transmisión toma más tiempo que la construcción de una planta solar. Pero en Engie tenemos el 'expertise' para construir líneas de transmisión.


P: ¿También construyen líneas de transmisión?

R: En Chile participamos en licitaciones públicas, y ya tenemos más de 2 mil kilómetros de líneas construidas, entre ellas, la interconexión entre el centro y el norte del país. Construimos esa línea hace poco tiempo, y en el Perú queremos ver también.


P: ¿Tienen proyectos de transmisión acá?

R: En realidad, tenemos 300 kilómetros de líneas propias en el sur del Perú, y realizamos labores de operación y mantenimiento en otros 500 kilómetros. También construimos nuevas líneas para clientes mineros. Y ahora estamos interesados en adquirir líneas de transmisión, de manos de competidores y clientes.


P: ¿Es un negocio que piensan desarrollar con fuerza?

R: Si analizamos como trabajan las empresas mineras, veremos que ellos tienen siempre un plan de inversión importante, y sabemos muy bien que una línea de transmisión no es un core bussiness para ellos. En cambio, nosotros tenemos el 'expertise' a nivel local y global. Por eso, pensamos que tiene más sentido para nuestros clientes que Engie desarrolle esa parte de su negocio.


P: Pasando a otro tema, ¿cuál es el planteamiento de Engie en lo que respecta a electromovilidad?

R: Ese es un tema importante. Cuando se piensa en electromovilidad, lo primero que viene a la mente son vehículos eléctricos (VE). Pero el paraguas de la electromovilidad incluye también los trenes eléctricos, que es un negocio que desarrollamos en Europa. Y ahora en Chile, donde estamos construyendo un tranvía que unirá el aeropuerto de Santiago con la ciudad.


P: ¿Y qué planes tienen para el Perú?

R: En el Perú vemos menos proyectos de este tipo, pero sí un potencial importante en buses eléctricos, que son la solución al problema de la contaminación en las ciudades. En Santiago de Chile, por ejemplo, tenemos cien, y acá tenemos uno: el bus eléctrico de la mina Cerro Corona (Cajamarca). En estos días hemos estado hablando mucho del tema para ver lo que debemos hacer para incentivar la electromovilidad en el Perú.


P: ¿Por qué Chile tiene 100 buses eléctricos y el Perú solo uno?

R: En Chile, el éxito no se debe a que sea un país desarrollado, sino a las bondades del contrato de concesión. La ciudad de Santiago puso sobre la mesa un contrato con un nivel de riesgo aceptable para nosotros y el concesionario. El empleador allí es la ciudad, y si algo [malo] ocurre, son ellos los que van a pagarnos.


P: ¿Cómo piensan incentivar la electromovilidad en el país?

R: Hay dos frentes donde podemos ofrecer soluciones. Uno es la minería, donde tenemos planes para transformar las flotas de transporte (buses), y otro es el sector automotriz, donde hemos formado alianzas con Peugeot, Hyundai, Porsche y Toyota, para instalar cargadores eléctricos. Al mismo tiempo, venimos conversando con el Minem, Minam y MEF para ver cómo se puede crear un fondo, como el que hay en Chile, para desarrollar la electromovilidad en el transporte urbano.


P: ¿Que pasó con el proyecto de traer gas natural de Bolivia para el nodo energético del sur?

R: Las centrales del nodo (Mollendo e Ilo) fueron construidas en la idea de que el gasoducto del sur iba a llegar allí. Firmamos con Bolivia para tener otras alternativas, porque no tenemos la obligación de conseguir gas de un determinado sitio. Para el país, lo importante es tener opciones abiertas. Después de eso hay que elegir la más barata y de menos impacto.


P: Finalmente, ¿cómo los afecta la decisión del Gobierno de sincerar la declaración única del precio del gas?

R: Es una discusión compleja y de largo plazo. Pero lo importante es que está basada en elementos técnicos y que hay una propuesta equilibrada, la cual otorga tiempo suficiente para implementar medidas. Vamos a ver la decisión final del Minem. Pero lo que nos interesa es que haya predictibilidad y estabilidad. Que no haya sorpresas de un día para otro.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse al resumen diario